Bandas gástricas
   
 

La Organización Mundial de la Salud informa que más de mil millones de personas en el mundo presentan un exceso de peso y que al menos 300 millones de ellas tienen un peso excesivo o son obesas. Se calcula que 115 millones de estos individuos desarrollarán afecciones médicas graves, entre ellas, diabetes, enfermedad cardiaca, apoplejía, cáncer e hipertensión. Los estudios demuestran que estas enfermedades potencialmente mortales pueden mejorar al perder peso.

Si se pudiera perder peso con la misma facilidad con que se ganó, el paciente se podría imaginar a sí mismo sintiéndose sano, lleno de confianza y luciendo bien. Se ha prometido a sí mismo miles de veces que cambiaría las cosas empezando mañana mismo. Ahora puede hacerlo.
Actualmente nos enfrentamos con una variedad aparentemente infinita de elecciones para perder peso. Compitiendo por nuestra atención se encuentran las dietas de muy pocas calorías, las dietas que restringen alimentos, el hipnotismo, los programas extremos de ejercicios físicos y las píldoras. Para los que presentan obesidad severa, hasta hay actualmente procedimientos quirúrgicos para combatir el problema, pero de nada vale realizar una liposucción “milagrosa” en estos pacientes.

   
 
Banda gástrica ajustable
   
 

La banda gástrica ajustable es una técnica quirúrgica para el tratamiento de la obesidad que consiste en la colocación de un dispositivo que rodea al estómago en su tercio superior reduciéndose su capacidad real efectiva. De esta forma el paciente notará una sensación de saciedad con mucha menor cantidad de comida consiguiéndose el objetivo de perder peso gracias a un consumo limitado de alimentos.

   
¿En qué consiste la intervención?:
   
 

La banda se coloca exteriormente al estómago por lo que a diferencia de otras técnicas (By-pass, gastroplastias etc..) no se precisa cortar, grapar o modificar la anatomía del estómago. La parte interior de las bandas gástricas es inflable desde un pequeño reservorio que se coloca debajo de la piel y que permite “ajustar” el paso de la comida a través del anillo creado en el estómago permitiendo adaptar el tratamiento al paciente de forma individualizada. El diseño deslizante de las bandas gástricas (13 mm. de ancho con una circunferencia interna de unos 10 cms. fabricadas con una silicona elastomérica de demostrada biocompatibilidad) permite su colocación por laparoscopia. La intervención se realiza con anestesia general y debe durar menos de una hora, con un postoperatorio corto con ingreso menor de 48 horas.

A partir de los quince días se comienza a inflar el dispositivo restringiendo el paso de alimentos al estómago en la cantidad que se desee, en función de la pérdida de peso que esté indicada en cada paciente. Las bandas gástricas están especialmente indicadas en los pacientes que sufran un sobrepeso no superior a los 35 kgrs.

El sistema de bandas gástricas ajustables en el tratamiento de la obesidad tiene ventajas sobre otras técnicas:

   
 
·

Es una técnica quirúrgica menos agresiva, menos invasiva y en consecuencia menos dolorosa, con recuperación rápida y mínima hospitalización.

·

No plantea problemas nutricionales de absorción de alimentos puesto que la dieta postoperatoria es normal en calidad (se persigue solamente una menor cantidad en la ingestión de alimentos).

·

Es un procedimiento “ajustable” que permite el tratamiento individualizado del paciente.

·

Es una técnica reversible puesto que la banda se puede retirar si existen complicaciones o el paciente no la tolera.

·

Los materiales actuales de las bandas permiten su mantenimiento y eficacia de for ma prácticamente indefinitiva.

 
 
 

Existen varios modelos de bandas gástricas ajustables en el mercado. No existen sin embargo grandes diferencias entre ellas y todas funcionan conceptualmente igual. Nosotros preferimos implantar la Swedish Lap-Band (distribuida por Johnson-Johnson) sobre la que existe una experiencia de más de 15 años en muchos miles de casos de obesidad.

La banda gástrica reduce la capacidad del estómago, cuando se coloca como esta expuesto en la figura. El paso de alimentos se regula “inflando” la banda desde un dispositivo que se coloca debajo de la piel y al que se accede con una simple jeringa intramuscular.

Sin embargo para que la colocación de una banda gástrica cumpla el objetivo previsto es importante que la indicación sea minuciosamente establecida. Se requiere un estudio del tipo de obesidad del paciente y sobre todo de sus hábitos alimentarios. Además es también indispensable que se explique al paciente los cambios que va a notar y en que aspectos de la alimentación va a tener que colaborar. En general este dispositivo se tolera muy bien y el porcentaje de pacientes que precisan una retirada del mismo es inferior al 3%.

Los resultados de las bandas gástricas en cuanto a la pérdida de peso y la calidad de vida están bien contrastados (en Europa se colocan más de 30.000 bandas anualmente). Se debe conseguir una pérdida de al menos el 80% del sobrepeso en los dos primeros años, porque dicha pérdida es mejor que sea progresiva para evitar problemas en la elasticidad de la piel, al perder la grasa subcutánea.

   
Postoperatorio:
   
 

A las pocas horas de la intervención comenzará la ingesta de líquidos y a las 24 a 48 horas se podrá ir a casa. Durante el primer mes, la alimentación será líquida y pastosa. Entre las 4 y las 6 semanas se ajustará la banda y comenzará la alimentación sólida, excluyendo de la dieta los dulces, natas, cremas pasteleras, chocolate, frutos secos, patatas fritas y aperitivos envasados, colas y refrescos y bebidas alcohólicas.
Se deben hacer 3 o 4 pequeñas comidas diarias, siempre de alimentos secos. No beber con las comidas, hacerlo 1 hora antes o una hora después de estas, ya que al beber diluimos los alimentos y estos pasaran por la anilla y no nos dará sensación de saciedad.
Hay que masticar bien los alimentos tragando despacio y a pequeños bocados y parar de comer en cuanto se note la sensación de saciedad. Lo contrario provocará el vómito, que debe ser evitado pues trae consigo complicaciones de tolerancia a la banda. Es fundamental realizar algún ejercicio físico como apoyo a la dieta. Basta con caminar 1 hora o nadar 45 minutos diariamente.

   
Contraindicaciones:
   
 

Obviamente las bandas gástricas tienen contraindicaciones: pacientes muy inestables desde el punto de vista emocional, pacientes con obesidad muy avanzada (Índice de masa corporal superior a 35) en los que esté indicado otro tipo de tratamiento quirúrgico más radical, o pacientes con contraindicaciones generales a las técnicas laparoscópicas.

   
Posibles complicaciones:
   
 

La complicación mas frecuente tras el implante de la banda es el deslizamiento del estómago a través de esta, y ocurre cuando se vomita abundantemente, cuando se come mucha cantidad o se come deprisa.
Esta técnica no funciona con la gente golosa que no puede prescindir de los dulces, por lo que en esos casos hay que recurrir a técnicas malabsortivas.
Todos los pacientes intervenidos son seguidos y controlados por nuestro equipo de especialistas en nutrición y para los casos que precisen una adaptación mayor, ponemos a disposición de los pacientes a nuestro psicólogo clínico.

   
Medida del aumento de peso
   
 

La medida más común para indicar si una persona tiene peso excesivo es el índice de Masa Corporal (IMC).
Las clasificaciones del IMC se basan en la relación que el peso corporal guarda con la enfermedad y la muerte. Aunque el peso representa solamente uno entre numerosos factores usados para pronosticar los riesgos de la salud, los estudios demuestran una fuerte correlación entre un IMC elevado y muchas enfermedades graves.

   
Índice de masa corporal
   
 

Calcula tu indice de masa corporal introduciendo tu peso y altura en esta tabla:

   
   
Otros métodos no quirúrgcos para perder peso
   
  Medicamentos para perder peso:
 
·

Ventajas: Reducen el apetito y/o la absorción de grasas y es un tratamiento fácil de administrar.

·

Desventajas: Probabilidad de efectos secundarios mientras se tomen los medicamentos. Dependencia de los medicamentos para mantener el peso corporal. No hay programas para abordar la nutrición, el ejercicio y la motivación. Son necesarios alimentos especiales o dietas líquidas.

   
  Alimentos especiales o dietas líquidas:
   
 
·

Ventajas: Es fácil iniciar/probar estos programas. Comidas planificadas para eliminar las dudas.

·

Desventajas: El éxito depende de alimentos especiales. Puede no ser conveniente considerando los programas sociales u horarios de trabajo. No hay programas para ocuparse de la nutrición, los ejercicios y la motivación.

   
 

Dietas de muy pocas calorías, supervisadas médicamente:

   
 
·

Ventajas: Es posible obtener una buena pérdida de peso. Supervisión médica para asegurar el equilibrio nutricional.

·

Desventajas: El cumplimiento con el programa puede ser muy difícil. No hay mecanismos para reducir el hambre. Puede no ser conveniente considerando los programas sociales u horarios de trabajo. No hay programas para abordar la nutrición, el ejercicio y la motivación. El éxito a largo plazo es difícil de mantener.

Preparar para imprimir Enviar por correo 

© Centro de Cirugía Estética SERRANO 76      C/Serrano 76 1º  Madrid 28006   Teléfono: 91 576 80 08  Fax: 91 577 92 64    mail
Gestor de contenidos
desarrollado por
Powered by
SPC v2012 ®
SPC